Narrativas de Niquitao

Julio GIL VALENCIA /

La pandémie de coronavirus frappe aussi à Medellín, Colombie. Julio Gil Valencia nous invite à le suivre à Niquitao, à l’occasion de la distribution de paniers alimentaires où se forment des chaînes humaines pour venir en aide aux démunis. Point de départ : Le cimetière de San Lorenzo où Julio et son équipe, munis de « tapabocas » se préparent à intervenir dans un quartier comme qui irait en terre inconnue. La distribution des vivres s’avère d’abord une rencontre humaine, qui interroge et invite à la réflexion…

La pandemia de coronavirus golpea también en Medellín, Colombia. Julio Gil Valencia nos invita a seguirlo a Niquitao, en la distribución de mercados donde se forman cadenas humanas para ayudar a los desfavorecidos. Punto de partida: el cementerio de San Lorenzo, donde Julio y su equipo, provistos de tapabocas se preparan a intervenir en un barrio como quien va a tierra desconocida. La distribución de víveres se revela primero como un encuentro humano, que cuestiona e invita a la reflexión…

Abril 11 de 2020

11 y pico am, la vida en devenir, en época del covid-19 la verdad es que el porvenir es un viejo recuerdo de vidas pasadas. Un mensaje de whatsapp del grupo de Política Pública 2020. Mónica A. la coordinadora nos cuenta que es necesario un apoyo para la entrega de 20 mil mercados y que nos solicitan al equipo hacer presencia; requisito: tener carné y chaleco, empiezan las primeras bajas del equipo. Seríamos todo un equipo encarnado en 8 humanidades que en San Lorenzo tendríamos un día para no olvidar.

Llego en taxi y detrás del tapabocas, con mirada trascendente veo a Laura, la saludo como no quisiera hacerlo, traje café” secunda su saludo con esas palabras dulces para un tintero, de repente, una algarabía, la multitud bajando por el cementerio de San Lorenzo, perseguía a un carro particular que llegó al sector a repartir mercados, su buena fe desató desorden y agresión a la fuerza pública, como diría mi mamá “por hacer bonito, hizo feo” es una época que apremia formas prudentes y no altruismos desenfrenados, los ánimos están álgidos, y eso nos daba alerta subjetiva de lo que sería la tarde.

Llega Yohana con mirada alegre y sensible, Rusty con tonos azules en su ropa, Lina Raquel, cubierta y con guantes porque así se lo “ordenaron” en casa. Leyla con palabras de alegría al vernos, finalmente Ana y Paola llegaron agitadas pues se bajaron en el colegio y sol era inclemente.

Estar juntos era como una necesidad natural, sin embargo el ejemplo empieza por casa, por lo que fue necesario entonces empezar a separarnos un poco, al frente de la acera en que estábamos, nos esperaba el Cementerio San Lorenzo, Lina incluso recibe una notificación familiar curiosa pues la respuesta de ella de donde estaba: “Estoy sentada en el cementerio” pues a algún familiar le causó sospecha metafórica tal suceso.

Pour lire la suite de cette chronique, cliquez ici

Votre commentaire

Choisissez une méthode de connexion pour poster votre commentaire:

Logo WordPress.com

Vous commentez à l’aide de votre compte WordPress.com. Déconnexion /  Changer )

Photo Google

Vous commentez à l’aide de votre compte Google. Déconnexion /  Changer )

Image Twitter

Vous commentez à l’aide de votre compte Twitter. Déconnexion /  Changer )

Photo Facebook

Vous commentez à l’aide de votre compte Facebook. Déconnexion /  Changer )

Connexion à %s

Ce site utilise Akismet pour réduire les indésirables. En savoir plus sur la façon dont les données de vos commentaires sont traitées.

Propulsé par WordPress.com.

Retour en haut ↑